SES Servicio de emergencia social

Dormir y vivir en la vía pública, así como pedir y mendigar una moneda a los que pasan son toda vía hoy en día, cuando acabamos de entrar en el siglo XXI, la manifestación es más visible que adopta la miseria – real o pretendida -, en las calles de nuestras ciudades. Personas adultas que piden dinero o comida en la calle, a las puertas de una iglesia, de un supermercado o de unos grandes almacenes; adultos acompañados de menores que ejercen la mendicidad; hombres y mujeres que duermen al raso y viven instalados con sus míseras pertenencias, en algún banco o acera de cualquier calle, plaza o parque, son escenas cotidianas para cualquier ciudadano de Cartagena.

Una vez delimitado el foco de nuestro interés, nuestro primer objetivo consistirá en dar cuenta de la realidad existente en estos instantes en las calles de Cartagena. De momento, el ámbito de nuestro trabajo de campo, se ha circunscrito al municipio de Cartagena, y particularmente a las zonas céntricas en las que se dan cita la mayor parte de situaciones a estudiar, así como en urbanizaciones conexas como San Antón, Barrio Peral, Santa Lucía, Barrio de la Concepción, Barriada Cuatrocientas cuatro, los Barreros, Torreciega, Barriada Virgen de la Caridad, barrio de Villalba, los Mateos. A este último punto acuden numerosos usuarios que recorren la ciudad por la noche buscando un sitio para dormir y que no tiene sitio fijo, esperan a que Cartagena duerma para refugiarse en algún parque o en la puerta de un garaje, un banco…estos usuarios son difícil de localizar cuando la ronda de inspección de calles, ya que buscan su refugio para dormir a altas horas de la madrugada. Teniendo en cuenta además que son itinerantes. La parada en este punto además tiene dos fines, acostumbrar a los usuarios a ir a una localización exacta y en un horario determinado a buscar la ayuda, asegurándonos que los que hacen uso de esta ayuda la necesitan realmente, y a su vez conseguimos atender a más personas que de otra manera quizás no localizásemos por desconocimiento del lugar donde pasan la noche y porque suelen resguardarse en sitios de difícil visibilidad.

Para lograr esta primera descripción que nos sirva como diagnóstico de la situación actual, hemos recopilado la información directamente de la calle, de la necesidad de las personas sin hogar que nos hemos encontrado a lo largo de los años que llevamos prestando el servicio de ayuda a las personas sin techo de Cartagena, poniendo además numerosas campañas en marcha con “Campaña contra el Frío”, “Campaña contra olas de calor”.
En ambas, contamos con la colaboración extraordinaria de los voluntarios que cubren las rutas nocturnas (en el caso de las olas de frío) y diurnas (durante los meses estivales).
De las salidas se obtiene una conclusión real, se atiende a una media de 35 personas en las calles de Cartagena, llegando muchos días a superar esta cifra y no poder atender a todos los usuarios que solicitan nuestra ayuda. Así mismo se obtiene la necesidad de que las salidas sean más frecuentes y continuadas.

Cada martes se realiza las salidas visitando primero los asentamientos, en ellos nos percatamos de la necesidad de las personas que viven en ellos sin agua corriente ni luz ni posibilidad de tener mínimas condiciones de salubridad en ellos. No disponiendo además de los medios necesarios para aseo diario.

Seguidamente se realiza una batida por las calles, parques, cajeros de Cartagena en los que localizar a las personas sin hogar, a los que se les da la posibilidad de ser trasladados a la Hospitalidad para que puedan pasar la noche, en algunos casos consiente tal ofrecimiento llegando a realizar el traslado.

Actualmente se cuenta con una furgoneta y personal voluntario, que sale todos los martes de 21:00 a 1:00hs.
Nuestro trabajo se planifica con anterioridad, hablando de las rutas a realizar y tomando nota con posterioridad de las personas con las que se ha contactado y dónde, además de lo que se les proporciona. Su intención es la de hacer seguimientos periódicos de estas personas tratando de ayudarlas a superar sus problemas. Este equipo está integrado enteramente por voluntarios. En cada salida se les da la posibilidad de tomar café caliente y un bocadillo, se les reparte agua y en el caso que tengamos recursos, ropa y mantas. Se atienden así mismo sus cuestiones sobre las posibilidades que tienen para salir de la calle, centros a los que pueden asistir para comer, donde pueden tener posibilidad de aseo personal o dar información básica para que puedan trasladar sus cuestiones al personal especializado tanto de la Hospitalidad como de los Servicios Sociales.

Así mismo, este equipo integra otras actividades ya creadas con anterioridad. Entre ellas, participa en la Campaña del Frío o Campañas de olas de calor, haciendo salidas extras y recogiendo a las personas de las calles en los días con temperaturas más extremas.

Desde el S.E.S se realiza un trabajo imprescindible en la respuesta socio-asistencial de las personas que piden o duermen en la calle. Se trata de una labor que se lleva a cabo aproximándose y entrando en contacto con estas personas en su medio. Especialmente para el Perfil 1, el de mayor precariedad, suponen casi las únicas vías de acceso a esos recursos. En ese sentido consideramos que debe ser reforzado y desarrollado en profundidad.
En fase de contactación, los voluntarios de estas organizaciones tratan de aproximarse y establecer cierta relación con la persona. Para ello se presentarán, les ofrecerán ayuda y procurarán transmitirles una sensación de apoyo.
En paralelo a este primer acercamiento, los voluntarios tratarán de conocer los problemas de la persona, con el fin de realizar un diagnóstico sobre los principales asuntos a abordar y las posibles vías de solución.
El objetivo central de todo este proceso será ganarse la confianza de los que viven en la calle y conseguir un “enganche” relacional con los voluntarios. Mediante el mismo se tratará de potenciar una voluntad de cambio que posibilite una mejora de su situación personal, y se les informará de los recursos a los que pueden acceder.
Se tratará de derivarla a los centros de recursos específicos o generales para PSH u otros especializados (toxicomanías, alcoholismo, salud…).

Con respecto a los recursos personales, en la actualidad se dispone de un número limitado de voluntarios que realizan las salidas semanalmente, teniendo en cuenta que este número de salidas está supeditado tanto a que exista un número mínimo de voluntarios, como a que se disponga de los medios materiales a distribuir en cantidad suficientes para el abastecimiento del PST en la calle.
Actualmente se cuenta con una furgoneta cargada con los enseres a repartir (leche, café, cacao soluble, azúcar además de vasos, cucharas y servilletas, bocadillos, ropa y mantas), un juego de walkie-talkie que es de gran ayuda para la realización de las batidas en los parques ya que permite a los voluntarios a estar conectados entre sí en todo momento. Se dispone también de un juego de linternas y de una linterna con imanes para la colocación en el vehículo y poder disponer de iluminación para realizar el servicio en aquellos puntos de baja iluminación.

El horario establecido para las salidas es:
– Martes: salidas a las 21:00h y regreso 1:00h
– Posible ampliación de otro día a lo largo de la semana (jueves)
– Campañas establecidas con salidas extraordinarias y cuyo horario se determina en función de la necesidad o la urgencia.

A los distintos usuarios que duermen en la calle, se les ofrece la posibilidad de ser trasladados a la Hospitalidad. Si acceden, se les acompaña a las dependencias de la Policía Nacional para realizar la tramitación del pase lo que les permitirá acceder a una plaza.

Se trata de un recurso de asistencia básica que hasta ahora consiste en, un bocadillo y café caliente la entrada y salida para cada persona, más los servicios de ropa o mantas, en los meses invernales de máxima bajada de temperaturas.
Tiene un horario de 21hs a 1hs, dando la posibilidad igualmente que acudan a la Hospitalidad a pasar la noche por lo general, se suelen autorizar estancias de alrededor de tres días, a no ser que los trabajadores sociales del albergue valoren que la persona se encuentra en un proceso de inserción social positivo y alarguen ese periodo de tiempo.

Básicamente se realiza en los días con alertas por oleadas de calor extremo, que suponen un peligro de deshidratación para las personas sin techo, en estas campañas se atiende igualmente a todas las personas sin techo de Cartagena que se localicen, basando la asistencia en proporcionarles bebida y bocadillos.
Se realiza de forma puntual y en los horarios que se estipulen más aconsejables para la localización y atención de los usuarios.

• ¿Quiénes y Cuántos son?

El número de personas que se atienden en cada salida, ronda entre las 30 y 35. Aunque muchos usuarios son frecuentes también se localizan otros usuarios nuevos, esto es debido a que no siempre usan el mismo lugar para pasar la noche, van rotando por los parques o zonas de refugio de la ciudad.

Llegamos a la conclusión que la mayoría de las personas asistidas son hombres de nacionalidad española, de entre los 30-50 años.

• Tipología

PERFIL1

Son personas que duermen en la calle y en muchas ocasiones también piden durante el día. Viven en un grado de pobreza muy severo y en unas condiciones materiales muy precarias.

Pueden haber estado en alguna ocasión en albergues, en otros centros de acogida o en pensiones, pero, fundamentalmente, suelen llevar tras de sí largos periodos de tiempo (varios años) viviendo en la calle. En este grupo aún se pueden encontrar muchas personas que aún no reciben ningún tipo de ingreso de integración, es por ello que la ayuda que se les presta desde el S.E.S es fundamental.

PERFIL2

Este segundo grupo está integrado por personas que alternan dormir en la calle con estancias en albergues, centros de baja exigencia o pensiones. Así, pueden vivir durante meses en algún albergue y después pasar periodos en la calle, dependiendo de circunstancias como haber sido expulsados por alguna infracción de estos alojamientos, haberlos abandonado voluntariamente por motivo de algún conflicto entre usuarios o con los profesionales, no haber plazas cuando lo precisan, dejar de cobrar la RMI y, en consecuencia, no poder pagar la pensión donde vivían, etc.

Creada en el año 1.916 por José Jiménez Blechmit y llamada Santa Teresa, en honor a su madre Teresa

La Fundación dispone de dos Comedores Sociales que atienden a una media anual diaria de 250 personas

más de 700 personas diarias retiran alimentos principalmente cocinados

C/ Salvador Escudero, nº 7 – San Antón 30205 Cartagena – Murcia

+34 968 510 027

info@hospitalidadsantateresa.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies